Trust me… I am Reporter. #Newseum Memories

Si hay algo que yo he tenido claro desde los 6 años de vida es que nací para ser Periodista. En esa época también lo era. Aunque es a los 17 años cuando comienzo a estudiar en la escuela de Prensa, de la mano de los mejores profesores de la vida, en la Universidad Católica Andrés Bello. 

Lo que nunca me imaginé, es que las circunstancias del país en el que vivía, me iban a llevar por una u otras razones a alejarme del ejercicio de la prensa. No me quejo, pues así descubrí que no todo es para siempre, y que además había otras áreas de la comunicación que también podía disfrutar tanto como el periodismo de investigación.

En algún momento mis prioridades cambiaron y ya la adrenalina de estar metida en la candela, o en una cárcel para tener una noticia en primicia, no eran lo más importante. Pero de nuevo… así es la vida y eso lo fui aprendiendo pateando calle.

Con este post quiero contarles, a propósito del mes del amor, ese eterno romance que tengo por mi carrera. Y quiero hacerlo a través de la experiencia que viví en el Newseum, el famoso Museo que visité en Washington D.C. hace unos días.

Visitar 5 pisos dedicados al tratamiento que se le ha dado a las noticias de los últimos 2 siglos, es algo que no se puede asimilar en pocos días. Mirar arriba, abajo, de lado y estar rodeado por un continuo flujo de información es una experiencia que no sólo disfrutan los amantes de la comunicación social. Por eso, esta visita es un must para todo aquél que tenga la oportunidad de ir en plan de museos a la ciudad de la Casa Blanca. Este museo es el único por el que hay que pagar en D.C. , pero créame… vale la pena cada centavo y además, puede usted volver con el precio que paga por un ticket… pues la jornada de un día no es suficiente.

De mis exposiciones Favoritas:

  • El Primer Piso – Los Pulitzer Prize Photographs:

Imagínese entrar y toparse con las fotografías que ganaron el Pulitzer y además poder leer las reseñas que lo hacen viajar hasta el momento de la toma fotográfica. Fue muy grato encontrarnos con la foto de Hector Rondón que tomó en el Porteñazo. Aid from El Padre se llama. En Puerto Cabello hay una réplica inmensa en el lugar exacto de su captura.

  •  El área dedicada al 9-11:

Ser testigo de la narración de los periodistas, después de la cobertura. Incluso de la reconstrucción de los hechos, por los familiares de aquellos profesionales que no sobrevivieron para contarlo, es sencillamente desgarrador. En esta área hay un pedazo inmenso de la antena que tenía una de las torres gemelas, deformado por el desastre. La ironía más grande, es que ese artefacto que servía para transmitir los cables de noticias, no fue eliminado… porque sigue allí en pie, transmitiendo lo que pasó a cada uno de los visitantes del museo.

 

 

  • Today’s Front Pages:
El piso dedicado a la historia de nuestras vidas. Stories of our lives.
Las primeras páginas más emblemáticas desde que existe la prensa escrita. Los últimos 20 años, se suman los elementos de difusión que hoy complementan a los medios tradicionales. Las Redes Sociales.
  • Black lives matter:

Para todos aquellos que quieran sumergirse en la historia de Dr. Martin Luther King Jr., su legado, hoy más vivo que nunca,. Esta área dedica un espacio para relatar todos y cada uno de los movimientos que le siguieron al 1968.

  • La muestra más grande del Muro de Berlín en los US. 

Un Must del museo.

  • Journalists memorial.

Rinde homenaje a una de las profesiones más peligrosas del mundo. Con un paredón con el que se clasifica a los países por su libertad de prensa.

Al salir del Newseum estaba completamente abrumada. Encontré un espejo de la realidad en la que hemos vivido y necesitaba escribirlo. Así como todas las cosas que escribo en MamaMiaz , va con la intención de reflexionar. El Newseum es un lugar para ir con coraje y la convicción de que algo tiene que cambiar como sociedad. Todos somos partícipes de ese cambio.
Al 2017, seguimos en el intento de contar verdades y rechazar a falsos líderes. Este espacio me movió, como lo hace con todos sus visitantes. Hay toallines para secarse los mocos por todas partes y caras largas de asombro. Es muy raro, pero a la vez increíble volver a vivir ese amor por mi vocación.
Gracias Abe, por llevarme a celebrar nuestro Valentín.
“There is no more essential ingredient than a free, strong and Independent press to our continued success in what the fathers called our noble experiment in self Government”. RR.

You may also like

Leave a comment